Notice: wpseo_opengraph ha quedado obsoleto desde la versión 14.0. Utiliza wpseo_frontend_presenters en su lugar. in /home/mediat29/public_html/gaynellwilliamslaw.com/wp-includes/functions.php on line 4924
DEFENSA DE CRIMEN DE CUELLO BLANCO2020-03-30T10:35:38-05:00

DEFENSA DE CRIMEN DE CUELLO BLANCO

Si bien la definición de «delito de cuello blanco» todavía tiene que encontrar su significado preciso, generalmente se cree que el término se refiere a una variedad de delitos no violentos, en su mayoría cometidos en situaciones comerciales con fines de lucro. Algunos de los delitos de cuello blanco más comunes incluyen: violaciones antimonopolio, fraude de bancarrota, soborno, fraude informático e internet, falsificación, fraude de tarjetas de crédito, espionaje económico y robo de secretos comerciales, malversación de fondos, violaciones de la ley ambiental, fraude de instituciones financieras, fraude gubernamental, fraude de atención médica, uso de información privilegiada, fraude de seguros, robo de propiedad intelectual / piratería, sobornos, fraude postal, lavado de dinero, fraude de valores, evasión de impuestos, fraude telefónico y de telemercadeo, y corrupción pública.

Aunque los delitos de cuello blanco son delitos no violentos, ese hecho no refleja de ninguna manera la severidad de las sentencias disponibles. Es decir, la cantidad de daño financiero en cuestión determinará si el delito en cuestión es un delito menor o un delito grave, y determinará las sanciones aplicables. Si bien algunos delitos de cuello blanco pueden conducir a sentencias que pueden ser potencialmente suspendidas o probadas (como cuando el monto es mínimo y / o el delincuente restituye por completo a la víctima), otros conducen a consecuencias mucho más graves, como el tiempo en la cárcel, confiscación de negocios, antecedentes penales permanentes, deportación, pérdida o suspensión de una licencia profesional, deportación para ciudadanos no estadounidenses e incluso bancarrota personal o comercial.

Dada la naturaleza seria de lo que muchos perciben erróneamente como un delito menor, la actividad delictiva de cuello blanco puede poner fin a la reputación, la carrera e incluso la libertad. Por lo tanto, si usted o alguien que conoce está acusado de robo, malversación de fondos, fraude de seguros, falsificación o cualquier otro delito de cuello blanco, comuníquese con nuestra oficina legal para programar una consulta. Llame al (504) 302-2462. ¡Podemos ayudar!

Complete el formulario de contacto rápido a continuación.
Evaluación gratuita de su caso legal!




This website uses cookies and third party services. Ok